Sindicalistas de los servicios públicos de Barranquilla que viajaron a Madrid para saber en qué iba la investigación del fraude que dejó sin fondos a la empresa fueron amenazados con la deportación por funcionarios públicos de ese país, uno de ellos investigado en Colombia por sus nexos con el fraude y los paramilitares.

La incertidumbre de los trabajadores de la Triple A en Barranquilla por lo que pueda traer el escándalo del desfalco trasnacional con exdirectivos españoles del grupo Inassa que superaría los 264 mil millones de pesos, motivó a los dirigentes del sindicato a alistar maletas y pedir explicaciones en Madrid sobre la venta de las acciones de las empresas en América.

Antes de viajar, Gonzalo Núñez y Evaristo Bula tocaron las puertas de Alberto Muguiro actual presidente del grupo Inassa en Colombia, a quien la Fiscalía acaba de llamar a interrogatorio, tras la captura del exgerente de la Triple A Ramón Navarro acusado de un desfalco por 27 mil millones. Dicen que recibieron intimidaciones que reportaron a la Fiscalía.

«Bstante molesto, estaba bastante airado pues no lo gritaba su expresión era esa, no le agradó y salió diciéndonos… cuidado nos iba a salir el tiro por la culata, entonces para nosotros es una amenaza» dijo Gonzalo Nuñez.

Sin dinero y con el apoyo de las Comisiones Obreras de España, atravesaron el Atlántico y llegaron a Canal Isabel II, la empresa del agua de la comunidad de Madrid filial de Inassa, sacudida por el fraude trasnacional.

«El recibimiento en Canal no fue muy hospitalario porque ellos sabían las condiciones en las que nosotros llegamos hasta allá unas condiciones precarias», aseguró Evaristo. 

En la reunión con Rafael Prieto, director de Canal Isabel II, se sintieron nuevamente intimidados cuando les dijeron que su pasaporte corría peligro si seguían preguntando.

Los directivos españoles dijeron que no era una amenza, sólo era una advertencia

Gonzalo y Evaristo dicen que preguntar por el desangre a Barranquilla, ha tenido un precio

«Hemos sido amenazados, nos siguen por donde vayamos, tenemos conocimiento que nos han tomado fotos», indicó Nuñez.

Evaristo informa que: «Nos manifestó Rafael Prieto, que el Distrito de barranquilla le debe a Triple A 70 mil millones de pesos, yo quisiera que el señor Alex Char nos aclarara eso».

 Aunque la Fiscalía investiga las tulas de dinero que salían de las empresas del agua en la Costa, las condiciones de los trabajadores no han mejorado. 

«Nunca hay para nosotros los reajustes necesarios y que tampoco han querido bajar la tercerización» finalizó uno de los sindicalistas. 

Según el sindicato el servicio público del agua en Barranquilla podría colapsar debido a la corrupción y a la falta de inversión, como ocurrió en Santa Marta con Metroagua, también filial del grupo español cuestionado.

Le podría interesar: Colombia tiene falencias en el control de lavado de activos: Estados Unidos