También hay problemas laborales en la Registraduría… El sindicato de la institución está reclamando el pago de una prima que tradicionalmente recibían con la celebración de elecciones, pero que el Ministerio de Hacienda no aprobó para las consultas de los partidos, que son la próxima semana…

El gobierno sostiene que las consultas no son elecciones y el sindicato argumenta que si no lo son, cómo se puede explicar que le paguen a los partidos políticos gastos por reposición electoral.

El Sindicato de la Registraduría ablandó su posición. Hoy decidió que a partir del lunes próximo se permitirá el ingreso de los funcionarios que deseen laborar o que no se encuentren afiliados al Sindicato, con lo cual algunos de los servicios que presta la entidad se normalizarán. Sin embargo, el cese de actividades de 3.600 empleados continuará.

“Se mantiene el paro indefinidamente porque no encontramos respuesta alguna del Alto Gobierno”…

También se mantiene la decisión de no trabajar para las consultas de los partidos, el 26 de octubre próximo, pese al anuncio del Registrador de un plan B.

“Rechazo que se escojan las consultas, de manera que se altere un proceso democrático e interno de los partidos”…

Para el sindicato, sería más barato autorizar el pago de su prima de elecciones que no aprobó el Ministerio de Hacienda y que cuesta 6.648 millones de pesos.

“La administración dice que tiene un plan B y para llevarlo a cabo hay que contratar gente y trasladar gente y viáticos y comisiones y esto suma más o menos lo mismo que debían cancelarnos por la prima y que por ley nos corresponde”.

Pero el registrador asegura que no habrá gastos adicionales a los 20 mil millones ya presupuestados.

“No se tiene contemplada ninguna adición presupuestal en este tema”…

Lo cierto es que por esas mismas consultas, el Gobierno pagará una cifra superior a los dos mil millones de pesos, correspondientes a la reposición de votos.