En la madrugada de este viernes (hora local), 01 de septiembre, se presentó un sismo de fuerte intensidad en la costa noreste de Nueva Zelanda con una magnitud de 7,1 y 30 kilómetros de profundidad, de acuerdo con el reporte del Instituto de geofísica de Estados Unidos, USGS.

Aunque el Centro de Alerta de Tsunami del Pacífico no emitió alerta de uno, la Defensa Civil y Administración de Emergencias de ese país generó un reporte con la posibilidad de «amenaza potencial de tsunami» para la costa este de la Isla Norte y la parte superior de la Isla Sur, por lo que pidieron a los habitantes de las áreas costeras evacúen sus viviendas.

El epicentro del fuerte movimiento telúrico se localizó a 167 kilómetros al este de Gisborne -en la Isla del Norte del archipiélago– de acuerdo con el Servicio Geológico de los Estados Unidos.