Está al borde del colapso la situación sanitaria en la Franja de Gaza, tras la fuerte represión de las fuerzas, los hospitales están por encima de su capacidad con la llegada de 2.800 heridos.

Tras dos días de matanza en Gaza, los hospitales están desbordados por los miles de heridos, la mayoría con impactos de bala, que dejó la fuerte represión de las fuerzas israelíes, pero la situación sanitaria podría empeorar por la falta de médicos, medicinas y no hay suficiente sangre disponible para la emergencia.

Según la organización Save The Children, más de 150 niños resultaron heridos y seis murieron tras recibir disparos e inhalar gases lacrimógenos.

Después de siete semanas de la gran marcha del retorno, en donde 114 personas perdieron la vida y más de 10.000 heridos, algunos palestinos han convocado a nuevas movilizaciones en la Franja hasta el 5 de junio, día que se conmemora la ocupación de Israel en Jerusalén.