Luego de tres aplazamientos, los sobrinos de la primera dama de Venezuela,  Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, fueron sentenciados a 18 años de prisión en la Corte del Distrito Sur de Nueva York.

Por conspirar para exportar y distribuir cocaína en Estados Unidos, el juez federal Paul Crotty de Nueva York emitió la sentencia contra los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela.

Efraín Antonio Campo Flores, de 31 años, y Francisco Flores de Freitas, de 32, sobrinos de la primera dama de Venezuela, fueron hallados culpables en noviembre del 2016 de conspirar para importar a EE.UU. 800 kilos de cocaína.

Por su parte, venezolanos residentes en Estados Unidos y en el exilio pidieron en una carta al juez federal “todo el rigor de la ley”.

El documento con más de 9 mil firmas, recolectadas a través de la página web Change.org, fue entregado en el tribunal para el distrito sur en Manhattan, donde la Fiscalía ha pedido no menos de 30 años y hasta cadena perpetua para los venezolanos.

Los venezolanos, en su mayoría desde el exilio, expresan su confianza en el sistema judicial de EE.UU. y pidieron se impusiera la condena con “toda la fuerza de la ley” como ocurrió con Fabio Porfirio Lobo, hijo del expresidente de Honduras Porfirio Lobo, sentenciado en ese mismo tribunal el pasado septiembre a 24 años de prisión por conspirar para importar y distribuir cocaína en este país.    

La sentencia de Campo y Flores ha sido pospuesta en varias ocasiones y la defensa intentó sin éxito anular el juicio en que fueron hallados culpables, restando credibilidad a los principales testigos, que colaboraban con la DEA y que ahora están presos, también por tráfico de drogas.

Redacción Internet CM&