La Sociedad de Activos Especiales SAE, la entidad pública que administra los bienes de la liquidada Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE), nombró a tres administradores para los negocios que incautó a los presuntos testaferros de las Farc y restableció las relaciones de éstos con el sistema bancario.

La SAE, asumió la administración de los negocios intervenidos del clan Mora Urrea, al que la Fiscalía procesa por lavado de activos ocultos de las Farc. Para cada empresa el gobierno central nombró un administrador diferente.

«Para Supercundi se designó como depositario a la firma Abogados Páramo,  para Merkandrea se designó como depositario a la firma Cial, y para Cundi-transportes se designó como depositario al doctor Mario Gomez Melo», dijo Yenni Sandoval, gerente Sociedad de Activos Especiales.

La intervención arranca con una inspección y vigilancia para que el depositario entregue las evaluaciones contables, financieras y jurídicas para que el negocio sea rentable y se mantengan los empleos.

«Supercundi tenemos 22 establecimientos de comercio con medida cautelar de los cuales ya fueron abiertos 20 al público solo en el caso de Guamo y Saldaña que por las situaciones de orden público que se presentaron fueron saqueados en su totalidad y pues esos no se abrieron al público», indico Sandoval. 

La reactivación también se está haciendo con las entidades financieras con las que los establecimientos de comercio tienen alguna relación comercial para que éstas tengan un parte de tranquilidad y confianza.

«Estamos haciendo una tarea para eso, para socializar con las entidades financieras esta situación y las respuestas que hemos obtenido son respuestas muy positivas en aras de mantener estos portafolios y estas relaciones comerciales» puntualizó la gerente.

La próxima semana estarán todos los Supercundi y los Merkandrea abiertos al público y con sus operaciones activadas al 100% mientras avanza el proceso legal contra sus propietarios la familia Mora Urrea.