Las tropas rusas, que prometieron abandonar el territorio de Georgia, siguen allí.

Las imágenes contradicen la versión del gobierno ruso. Los soldados no se han retirado y, los que están saliendo, están dejando a su paso campos minados.

Los soldados rusos fueron cogidos infraganti en Lugdidi dentro del territorio de Georgia, que prometieron abandonar hace dos semanas.

Cuando los rusos descubrieron que estaban grabados, obligaron al camarógrafo apagar la cámara.

Unos minutos después, las imágenes de los reporteros registraron el retiro de las fuerzas.

Mientras en la misma zona, los soldados georgianos trataban de desactivar las minas, dejadas en el sector a la causa del conflicto entre Georgia y Rusia.

Publicidad

Entre tanto el presidente ruso, Dimitri Medvedev, volvió a hablar de Georgia.

“Esta es una seria advertencia, dada con el tiempo para aquellos que rodean nuestro país con bases de misiles y radares. Además, es una señal directa para Saakasvili y su régimen de títeres.”

La respuesta del presidente georgiano, fue en el programa checo Preguntas de Václav Moravec, donde aseguró que la invasión rusa fue planeada con anticipación para analizar la reacción de la comunidad europea, porque, según él, Rusia quiere retomar su influencia en la Europa central y oriental.