La Corte Suprema de Justicia solicitó la extradición del excongresista Alonso Acosta Osio, capturado por las autoridades de Honduras, el pasado 22 de abril, en la capital del país.

La solicitud fue hecha por la Sala de Instrucción de la Corte Suprema que investiga al exparlamentario por supuestos vínculos con grupos de autodefensas.

Según las investigaciones, testimonios de exparamilitares señalan que Acosta al parecer se reunió en varias oportunidades con Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40, extraditado jefe de las autodefensas.

El excongresista vivía en Tegucigalpa, la capital de Honduras, desde hacía nueve años y su detención fue ordenada por un juez de esa ciudad.

Acosta Osio fue representante a la Cámara por el Partido Conservador entre 1994 y el 2006.