En las últimas horas, Estados Unidos pidió la extradición de David Murcia y otros cinco miembros de la cúpula de DMG…

El diario El Espectador publicó hoy la solicitud de Estados Unidos, fechada hace tres días… El requerimiento se basa en declaraciones de Eduardo Espinosa, director de la DIAN en el gobierno Samper.

Según el documento de solicitud de extradición publicado por El Espectador, los acusados David Murcia, Daniel Ángel, Luis Fernando Cediel, Germán Enrique Serrano, William Suárez y Margarita Pabón habrían operado una red multinacional de lavado de dinero desde octubre de 2007 hasta noviembre de 2008.

Durante este tiempo, millones de dólares producto del narcotráfico colombiano se habrían llevado de Estados Unidos a México en efectivo, para luego ser recogidos por los asociados de Murcia y consignados en diferentes cuentas bancarias.

En el documento se cita específicamente la cuenta del Merrill Lynch, Blackstone International Development.

Según la DEA, esta cuenta la abrió un individuo identificado en el informe como CS-1 por orden de Murcia y Pabón. Sin embargo, Noticias Uno conoció que esta cuenta existía desde antes y pertenecía al llamado CS-1, fuente confidencial de la DEA.

Esta fuente confidencial es Carlos Espinosa Pérez, ex director de la DIAN. En la grabación de una conversación telefónica entre Espinosa y Margarita Pabón, divulgada por la W el 18 de febrero, se menciona la cuenta del Merrill Lynch…

Espinosa:
“Yo mando el millón para  tu cuenta  y los cinco millones apenas hagamos la cuenta del USB o tu me dices a dónde, si lo mandamos al Merrill Lynch, a donde tú quieras.”

Y muestra que Carlos Espinosa medió para que DMG comprara alrededor de 9 millones de dólares.

Pabón: “Miras a ver si puedes conseguir la diferencia porque tengo aprobada la totalidad.”

Espinosa: “El huevón se me bajó de 8 a 5 y no sé por qué…”

P: “Si puedes conseguir algo más igual yo sigo con mi programación completa”

E: “Vamos por los 9, 100 completicos y yo te voy diciendo”

Según la acusación, Murcia y Pabón habrían entregado la suma de 2,2 millones de dólares a Germán Enrique Serrano para depositarla en la cuenta del Merrill Lynch en Estados Unidos.

Daniel Ángel Rueda, por su parte, está acusado de coordinar el transporte de 1,4 millones de dólares de Estados Unidos a México, además de ser el encargado de las relaciones públicas de DMG y de la compra de propiedades en Colombia y el exterior.

Los otros acusados pedidos en extradición son Luis Fernando Cediel, a quien se le sindica de la recolección y el lavado de las utilidades de narcóticos en México, y William Suárez, director de la operación de DMG en Colombia. De ser condenados, los acusados enfrentarían penas de hasta 20 años de cárcel.

La acusación por lavado de activos a David Murcia Guzmán incluye una pena de decomiso de todos los bienes que tuviera en el momento de su detención.

Esta última solicitud iría en contravía con la intención del gobierno de utilizar las ganancias por la venta de esos bienes para seguir devolviendo el dinero a los afectados de DMG.