Dos derrumbes hallados recientemente en el túnel de acceso vehicular a casa de máquinas de Hidroituango, impiden remover los equipos que se dañaron e ingresar los nuevos. Un derrumbe ya fue removido.

«El segundo es de mayor magnitud y todo el material que está ahí y estabilizar ese túnel es posible que en diciembre de este año podamos tener acceso por ahí», dijo William Giraldo, vicepresidente Proyectos Generación de Energía EPM.

EPM explica que el cobro de una suma cercana a los 2.3 billones de pesos a la Sociedad Hidroituango, se basa en el informe causa raíz.

«Lo que da inicialmente los resultados de Scava de que el problema se originó en la fase de diseño y el diseño fue contratado por la Sociedad Hidroituango. Entonces nosotros consideramos que es la Sociedad quien debe asumir esos costos adicionales», indicó Jorge Londoño De La Cuesta, gerente general de EPM.

Trabajan en el control de la planta llamada buchón que le quita oxígeno al agua.

«Primero lo confinamos con unas manilas para evitar que se disperse por todo el embalse, segundo lo vamos empujando con unas lanchas, tercero en las orillas hay retroexcavadoras adecuadas, con unas garras especiales que lo cogen y lo tira a unas volquetas grandes y luego se lleva a una zona depósito», sostuvo Robinson Miranda, director ambiental Hidroituango.

EPM afronta varias investigaciones por Hidroituango: 12 procesos ante la Agencia Nacional de Licencias, ANLA. La Contraloría investiga el proceso de construcción. La Fiscalía investiga el contrato y los daños ambientales. Y la Procuraduría adelanta procesos de carácter disciplinario por decisiones que afectaron a las comunidades aguas arriba y aguas abajo.