Con éxito una semilla de algodón llevada al espacio por la sonda Chang’e 4, que alunizó en la cara oculta de la Luna, logró germinar por primera vez en el satélite natural de la tierra.

Pese a que la nave espacial china llevó semillas de diferentes tipos con el propósito de estudiar el desarrollo de los organismos bajo condiciones extremas como lo son los de la superficie lunar; la semilla de algodón fue la única que de momento logró brotar, gracias también a la creación de un contenedor que contaba con suministros de tierra, agua y otros minerales para la semillas plantadas.

Publicidad

La sonda Chang’e 4 logró posarse con éxito en la cara del satélite que no es visible desde la Tierra, poniendo a China como el primer país en lograr alunizar en esta zona.