Este agente de la Policía de tránsito tiene cuatro patas, es peludo y se llama Spike. Es un Pastor Belga de nueve años de edad, entrenado para encontrar alucinógenos. Y hoy llegó a su positivo número 30 al incautar un cargamento de marihuana que saldría de Medellín a Cartagena, mimetizado para no ser descubierto a través del olfato.

«Incautan 400 kilos de marihuana y venían en una sofisticada camioneta, fuera de eso venía mimetizado en jabón y en unos productos de aseo pero gracias al olfato de nuestro perro, canino, se logra la incautación», aseguró el coronel Carlos Mauricio Sierra, comandante de la Policía de Antioquia.

Desde cachorro Spike recibe entrenamiento.

«Desde pequeñitos se empiezan a asociar con la sustancia, jugando. Ellos creen que están jugando en todo momento, se utilizan unas toallas impregnadas con la sustancia. Se utilizan los juguetes como pelotas para premiarlos», indicó el intendente Wilder Rojas, guía canino de la Policía de Antioquia.

Es catalogado como excelente en la labor que cumple, por eso se gana sus horarios de descanso.

«Cada tres horitas los vamos rotando para que estén realmente descansados y siempre hagan un buen trabajo, para que sean eficientes», explicó Rojas.

Publicidad

Spike trabaja los 7 días de la semana, su recompensa es una galleta para volver a su labor y lograr más golpes contra el tráfico de narcóticos.