El santanderano Alejandro Ordóñez recibió un collar alternativo de arepas por su presunta antioqueñidad, en una ceremonia privada en un restaurante típico de Medellín.

Como la condecoración oficial le fue negada, el diputado que la promovió improvisó un homenaje privado sin la Asamblea de Antioquia. Éste diputado pertenece al grupo del prófugo Óscar Suárez Mira, condenado por parapolítica y enriquecimiento ilícito.