Sully, el labrador dorado y perro guía del fallecido expresidente George H.W Bush, tendrá a cargo una nueva misión, prestar ayuda a enfermos y veteranos de la marina estadounidense en un hospital militar de la ciudad de Maryland.

El acompañante del exmandatario de los últimos meses, hoy hará parte del  programa de perros del centro médico; sus tareas incluirán reducir el estrés y aumentar el bienestar entre los pacientes y el personal de la institución.

El mundo puso los ojos en Sully, después de que se hiciera viral una conmovedora imagen en la que se ve al animal descansado cerca del féretro de su amo.