En las próximas semanas se darán a conocer los resultados de la investigación que adelanta la Superintendencia Nacional de Salud frente al más reciente reporte de auditoría que realizó la entidad a la empresa Esimed y que da cuenta de serias deficiencias en la atención a sus usuarios.

La auditoría se llevó a cabo el pasado mes de junio y en ella se asegura que la empresa de salud cuenta con 38 sedes en el país y que la mayoría tiene problemas de infraestructura, dotación, insumos, dispositivos médicos, talento humano, entre otras cosas.

Asimismo, la auditoría señala que no cuentan con los recursos suficientes para atender su operación, pues hasta el mes de abril de este año solo contaban con 0.98 centavos por cada peso adeudado, reportando pérdidas por 24 mil millones de pesos.

También se describen supuestos pagos anticipados por más de 8 mil millones de pesos a empresas por servicios que aparentemente no tendrían soporte.

El informe de la auditoría también pone de presente que hay un presunto incumplimiento en el suministro de medicamentos y dispositivos, así como graves retrasos en la asignación de citas que para junio llegaban al 92.7 %.

Finalmente se reportan retrasos en el pago de los salarios a médicos especialistas y deficiencias en servicios de ortopedia, cardiología, medicina interna y radiología, entre otros.

Todos estos hallazgos fueron puestos en conocimiento de la Fiscalía y la Procuraduría para que investigue si hay irregularidades en el manejo de la institución prestadora de salud.