El embargo de las cuentas donde se reciben los recursos para el pago de la nómina obligó el cierre temporal de servicios de la IPS Universitaria en Medellín. Desde octubre no reciben salarios.

«Por 6 mil millones que se le debían a Anestesiar, los embargos realmente pueden llegar hasta 120 mil millones, porque se le ordenó a más de 22 instituciones que depositaran todo lo que le debieran a la IPS Universitaria hasta un monto de 6 mil 300 millones, entonces es como multiplicar 6 mil 300 por 22«, indicó Marta Cecilia Ramírez Orrego, directora de la IPS Universitaria.

El superintendente de Salud de manera urgente viajó a Medellín para buscar solución. La apertura de una nueva cuenta y un giro del Gobierno nacional de 7 mil millones de pesos, el salvavidas para la IPS Universitaria.

«Que la institución pueda salir adelante con algunos recursos que se van a girar. Hemos estado muy pendientes con el ministro, él ya está haciendo unas acciones en Bogotá para girar unos recursos y para hacer una compra de cartera. Entonces vamos a tratar de inyectarle unos recursos a la institución», explicó Fabio Aristizábal,  superintendente de Salud.

La Universitaria es la IPS más grande de Antioquia. Atiende el 20 por ciento de la población con 670 camas. Realiza unas 1.055 cirugías mensuales y atiende 3.970 urgencias. Desde el cierre han cancelado 52 intervenciones.

Para este jueves se tiene prevista una reunión en la Supersalud con Anesteciar, la institución que embargó las cuentas a la IPS Universitaria.