La Superintendencia de Salud ordenó a la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud, Adres, congelar pagos a servicios prestados a Medimás por más de 40 IPS. 

La Superintendencia considera que hacer esos pagos podría poner en riesgo los recursos del sistema. 

La orden fue impartida en una resolución que aclara que el contralor designado por la Supersalud certifique que los valores facturados corresponden a servicios efectivamente prestados.