Veinticuatro horas después de que el Gobierno diera a conocer que las empresas CaribeMar y CaribeSol asumirán la operación del servicio de energía en la Costa en reemplazo de Electricaribe, la Superintendencia dio a conocer el reglamento que deben cumplir quienes asuman el manejo del servicio.

Los inversionistas pueden asumir el mercado segmentando los siete departamentos o todos en conjunto para atender a los 2.7 millones de clientes.

«Uno de los socios acredita los requisitos técnicos y tienen que ser 450 mil usuarios, poseer el 50 por ciento de participación del consorcio», dijo Natasha Avendaño, superintendente de Servicios Públicos. 

Las condiciones que impone la Superintendencia son para garantizar las inversiones que por 8 billones de pesos necesita la región.

«Que uno solo tenga 300 millones de dólares de patrimonio y sea por lo menos, participante con el 30 por ciento en el consorcio», sostuvo Avendaño.

El Gobierno le garantiza al nuevo o nuevos operadores invertir 870 mil millones de pesos entre 2019 y 2020 para mejorar las redes en la Costa.