En el proceso de búsqueda de los bienes ocultos de la sociedad Link Global, la Superintendencia de Sociedades declaró que el exfiscal general Mario Iguarán no pude ser considerado un tercero de buena fe y, en consecuencia, ordenó el embargo de uno de sus apartamentos en Bogotá.

Le podría interesar: Indicadores: Vladimir Putin reelegido en Rusia