El supertifón Yutu golpeó con fuerza las Islas Marianas del norte y ahora amenaza Asia.

Este fenómeno meteorológico, con vientos máximos sostenidos de 290 kilómetros por hora, provocó cuantiosos daños  materiales y masivos cortes de electricidad.

Con vientos de 280 kilómetros por hora, Yutu se dirige a Filipinas y Taiwán.