Este jueves la superintendente de Transporte, Carmen Ligia Valderrama Rojas, interpuso una denuncia ante la Fiscalía General de la Nación por los presuntos actos ilícitos que se están llevando a cabo en el proceso de entrega de vehículos de pasajeros por carretera, de carga, transporte especial, y transporte mixto inmovilizados en el país.  

«El compromiso de este Gobierno es cero tolerancia con la corrupción. Iremos hasta las últimas consecuencias porque desde el primer día estamos trabajando con todas las autoridades para denunciar estas prácticas y para reiterar el mensaje del presidente Duque de que en Colombia debe reinar la transparencia en todos los procesos. Nuestra tarea es garantizar un proceso transparente, ágil y efectivo», puntualizó la Supertransporte.

De igual manera, denunció que estos hechos afectan la legalidad y formalidad del servicio público dado que existe el riesgo de que se estén entregando vehículos antes de que trascurran los términos legales para el efecto.

“La Superintendencia de Transporte no permitirá que actos ilegales como este, se presenten en el país, ya que cualquier asomo de corrupción será denunciado ante las autoridades correspondientes”, indicó.