De acuerdo con el superintendente de Transporte, Javier Jaramillo,  el 78 por ciento de los 46 terminales avanza en la implementación de los planes de mejoramiento, sin embargo, algunos de los investigados como Bogotá, sede Salitre y Sur), Valledupar, Villavicencio y Buenaventura, se exponen a sanciones hasta por $547 millones de pesos

La Superintendencia recordó que estas terminales presentan incumplimientos que afectan directamente la calidad del servicio e incumplen la normatividad en relación a la correcta implementación de su infraestructura.

 Puntos de información al usuario, enfermerías, dispositivos para realizar pruebas de alcoholimetría a conductores, baños, manejo de basuras y aguas negras, señalización, son algunos de los aspectos que inspeccionó la Superintendencia.

Jaramillo proyecta que la mitad de este 2018 se tengan ejecutadas las acciones de mejora en el 100 por ciento de los terminales del país.