Según lo dio a conocer la Superintendencia de Transporte, fueron sancionadas con $516 millones a las empresas Intelligent Business Colombia (Udrive) y Smart Taxi por violar o facilitar la violación de las normas de transporte vigentes en el país.

Esta sanción fue debido a que las empresas prestan un servicio “sin que medie el respectivo extracto de contrato que exige la norma, para brindar seguridad y cobertura de pólizas de seguro en caso de accidente a todos los usuarios”.

Esta resolución asegura que “estas empresas prestan sus servicios de forma continua, posicionándose en el mercado e interactuando permanentemente con propietarios de vehículos, conductores y usuarios del servicio”.

De igual manera, se determinó que, “al facilitar sistemáticamente la violación de normas de transporte por medio de su operación, cada una de estas empresas se beneficia económicamente, y en consecuencia las calificó como sujetos materialmente activos dentro de la relación contractual que se configura en la prestación de transporte no autorizado”.

“Hemos intensificado la lucha contra el transporte informal en todo el país. El año pasado realizamos 1.600 operativos conjuntos con la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional, en los cuales inspeccionamos 78.000 vehículos, se impusieron 9.850 infracciones y se inmovilizaron 4.550 vehículos (públicos y particulares) que estaban violando las normas, poniendo en riesgo la seguridad vial de todos los colombianos”, señaló el superintendente Javier Jaramillo.

Con la confirmación de las multas a Udrive y Smart Taxi, ya son siete las sanciones impuestas por la Supertransporte en los últimos 3 años –por un valor total de $3.377 millones– a plataformas tecnológicas que facilitan la prestación de transporte no autorizado en el país: dos multas a Uber, por un total de $795 millones; una a Cabify, Easy Taxy y Go Special Car, cada una por $516 millones.