Entre estos documentos también hay seguimientos a varios sospechosos de trabajar para grupos extremistas islámicos…

Los documentos señalan una actividad gigantesca en Colombia de simpatizantes y militantes de grupos extremistas del Medio Oriente… Lo curioso es que nada de esto ha sido judicializado.

Dentro de la investigación interna del DAS por la fuga de información  sobre trabajos de inteligencia que realiza en otros países, se conoció la versión que el pasado 15 de mayo, rindió el detective Jesús Figueroa Peña, que trabaja en la Isla de San Andrés, sobre la preocupación del DAS por presuntas operaciones de grupos extremistas islámicos en Colombia.

Figueroa le dijo a la oficina de control interno del DAS, que fue creado un grupo especial para concentrarse en posibles movimientos de Hezbolá y de otros grupos extremistas árabes que estarían ubicados en Maicao, San Andrés, Cali, Buenaventura y Bogotá.

 “El grupo de base en el Nivel Central del DAS en Paloquemao que se encarga del proyecto Salomón, y tres grupos externos que son “Cóndor”, Unidad Especial Contra-Terrorismo Externos DAS que se encarga de trabajar temas de terrorismo islámico”

Los grupos de inteligencia del DAS han intentado establecer la presunta vinculación de grupos extremistas islámicos con sedes diplomáticas de países del Medio Oriente en Colombia.

La unidad especial contra-terrorista externo, también está siguiendo fundamentalistas, algunos de los cuales operarían incluso desde cárceles colombianas. También manifiestan preocupación porque personas del pacífico colombiano que se han convertido al islamismo, pueden ser usadas en actividades de extremistas musulmanes. Los detectives han recibido información sobre presencia en Colombia de militantes de Hezbolah y de Al Qaeda.