Las tapas plásticas que generalmente terminan en la basura podrían en vez de ensuciar el planeta, ayudar a reunir dinero para los tratamientos que requieren los niños que padecen cáncer. La Fundación Sanar que trabaja para atender la población infantil las recolecta para posteriormente venderlas.

“Los recursos obtenidos de la venta de esas tapitas nos ayudan a financiar los programas de apoyo psicológico, social y de detección temprana”, contó Elizabeth Campos, directora de la Fundación Sanar.

Con la llamada tapatón que se llevó a cabo en Bogotá el viernes 14 de octubre, las personas cumplieron la cita y llevaron sus tapas para apoyar la causa sanar.

“Con el tema de las tapitas todos los días nos acordamos de los niños”, dijo la donante Maira Pulido.

Publicidad

Estas actividades hacen posible que los niños y sus familias reciban auxilios de alimentación, arrendamiento, transporte, vestuario, educación, ayuda en tratamientos entre otros apoyos.

Cubiertas las necesidades básicas de los pequeños pacientes y sus familias, Sanar también piensa en hacerlos sonreír en una zona artística como forma terapéutica para precisamente sanar.

“Se les permite darle play a la vida como dice Sanar, los niños vuelven a retomar de sus cosas y lo hacen de una manera muy lúdica y creativa”, afirma el psicólogo Germán Piraquive.

Si usted quiere ayudar en la salud de estos pequeños con tapas que haya recogido se puede comunicar al celular 3102761355.