La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia profirió medida de aseguramiento sin beneficio de excarcelación contra el ex congresista Teodolindo Avendaño por su presunta responsabilidad en el delito de cohecho.

Los magistrados encontraron indicios claros de que el Ex Representante habría aceptado prebendas ofrecidas por altos funcionarios del gobierno a cambio de su ausencia en la sesión en la que se aprobó la reforma que permitió la reelección presidencial en la Comisión Primera de la Cámara.

La Corte Suprema en la misma decisión le negó el beneficio de detención domiciliaria que había solicitado su abogado Pablo Salah, quien aseguró que su cliente está enfermo por la altura de Bogotá.

Avendaño no pudo justificar ante la Corte más de 200 millones que ingresaron a las cuentas de su campaña y que según la Ex Congresista Yidis Medina eran parte del pago que Teodolindo recibió por su ausencia en la crucial votación. Además Avendaño declaró que Yidis Medina y sus asesores consignaron en cuentas de él y de su esposa -unos 221 millones de pesos- según él como un préstamo para su campaña al Congreso en el 2006. Sin embargo, en las cuentas oficiales solo reportó gastos por 100 millones 368 mil pesos. Por lo cual la Corte ordenó investigarlo por enriquecimiento ilícito.