"Hoy es un día crucial… El Congreso Nacional tiene una gran función en la solución de este conflicto y esperamos que lo haga en forma responsable y en forma oportuna", dijo el depuesto Presidente, Manuel Zelaya, y advirtió que sí "el Congreso Nacional no hace la sesión que tiene que hacer para revertir este proceso y lograr la paz y la reconciliación nacional, el acuerdo habrá dejado de cumplirse".

Desde la embajada de Brasil en Tegucigalpa donde se encuentra desde el 21 de septiembre, Zelaya agregó que "no quisiera pensar que el Congreso Nacional va a ser un obstáculo para el cumplimiento de este acuerdo".

En el Acuerdo firmado hace una semana por los representantes de Micheletti y Zelaya, convinieron la creación de un gobierno de reconciliación, el reconocimiento de las elecciones presidenciales del 29 de noviembre, la creación de una Comisión de Verificación para hacer cumplir los puntos del acuerdo, la formación de una Comisión de la Verdad para investigar los sucesos antes, durante y después del 28 de junio y que el Congreso decidiera sobre la restitución de Zelaya con una previa opinión de la Corte Suprema.

La Comisión de Verificación compuesta por el ex presidente chileno Ricardo Lagos, la secretaria de Trabajo estadounidense Hilda Solís y los representantes de Zelaya y Micheletti, Jorge Arturo Reina y Arturo Corrales, respectivamente, tiene plazo hasta hoy para formar un gobierno de unificación y reconciliación nacional.