En la puja para ocupar el cargo de Fiscal General, la mañana de este jueves 9 de junio se presentaron ante la Corte Suprema los tres aspirantes al cargo, con sus propuestas para la administración del ente investigador.

La primera en exponer sus estrategias de dirección fue la abogada especialista en ciencias penales y criminología, Mónica Cifuentes Osorio, quien ya había trabajado para la Fiscalía ocupando cargos como Asesora y Directora Regional, entre otros.

Publicidad

La jurista de la Universidad Santo Tomás dejó en claro que no busca una jefatura con protagonismo, que será una “Fiscal contundente contra la corrupción, el crimen organizado y firme con las víctimas”. Entre sus objetivos principales está la desarticulación de las “organizaciones criminales” además de una “justicia de lo cotidiano” refiriéndose a las miles de denuncias que a diario recibe la entidad por cuenta de los diferentes delitos, que en un alto porcentaje son archivados.

Por su parte, el exministro de Justicia y abogado penalista, Yesid Reyes, también destacó entre sus propuestas una justicia efectiva a todas las denuncias por las que los ciudadanos acuden a la Fiscalía, denuncias que “no tienen una resolución efectiva” por las demoras en los procesos penales. Por eso expuso la necesidad de reforzar el personal de la Fiscalía General.

Similar a una propuesta de fondo al interior del organismo fiscal, el también exministro de Justicia durante el gobierno de Ernesto Samper y quien fuera el primer Ministro de la Presidencia durante el actual mandato de Juan Manuel Santos, Néstor Humberto Martínez, consideró menester aumentar la base de fiscales en un 50 % bajo el amparo de la misma ejecución presupuestal de la entidad, pero de una manera más eficiente.

El porqué de una reestructuración de funcionarios responde a la necesidad de superar los niveles de impunidad en el país que calificó como “deshonroso” debido a la mala administración de los actuales e insuficientes fiscales de la entidad.

Para la elección del nuevo Fiscal la Sala Plena de la Corte Suprema debería votar con una mayoría de 16 fotos a favor por uno de los aspirantes.