En la diligencia programada para rendir un testimonio a favor de alias Pedro Orejas, una mujer sacó de su cartera quince millones de pesos y dijo que se los habían entregado para pagarle por mentir, en la oficina y frente al primer ganador del concurso de procuradores judiciales. Se trata del abogado Simón Martínez, que también es procesado por pedir y conseguir del juez de alias Pedro Orejas concesiones que ni siquiera existen en el código penal.