El jefe de investigación de estupefacientes de la Sijín en Bogotá era uno de los enlaces de los llamados “ganchos” de la calle del Bronx, según lo denunció un testigo protegido y los documenta una investigación de la Fiscalía.

No obstante la investigación y los testimonios, el mayor sigue en la Policía, hoy en la Dirección de Protección, y en dos meses recibirá el rango de mayor de la Policía Nacional.