El tema de Yidis Medina, además del aspecto penal, tiene uno disciplinario. La Procuraduría podría reabrir un proceso en contra de varios altos funcionarios, de Teodolindo Avendaño y de la propia Yidis. Los investigados inicialmente serían los ex congresistas, pero, como la falta disciplinaria supone también que alguien les ofrezca tendrá que llegar a altos funcionarios del ejecutivo.

La investigación disciplinaria contra los parlamentarios que cambiaron su voto será reabierta en los próximos días. El senador Camilo Sánchez, uno de los quejosos de hace tres años solicitó su reapertura. La prueba reina para reabrir el proceso es la entrevista revelada por noticias uno, para Sánchez, esa investigación deberá incluir a los funcionarios que ofrecieron dádivas a cambio de su voto.

En la corte mientras tanto se sigue el proceso penal, el representante germán navas, presentó esta semana sus pruebas.

Las fotos hacen parte de la reunión que la noche anterior a la votación del proyecto en la comisión 1ª de la cámara, se tomaron los representantes para ratificar su compromiso con el no.

Estas pruebas, y el testimonio de yidis medina ya hacen parte de una investigación de la corte.