Con la intención de ganar tiempo y lograr una tregua política hasta el próximo año, la primera ministra británica, Theresa May, anunció la votación de su acuerdo para la salida de Reino Unido de la Unión Europea, hasta la semana del 14 de enero.

Sin embargo, la fecha anunciada por May en la Cámara de los Comunes, no sirvió para aplacar los ánimos de los parlamentarios de la oposición y parte de su partido conservador.

El líder laborista, Jeremy Corbyn, anunció que planteará una moción de censura contra la premier por rehusarse a convocar la votación del Brexit en el parlamento antes de navidad.

La intención de Corbyn es forzar el voto del acuerdo lo más pronto posible para aprovechar el actual momento de debilidad de la líder conservadora, que se vio obligada a suspender la deliberación final del Brexit el pasado 11 de diciembre ante el temor de que fuera rechazada por el parlamento.