Hoy se conoció que el Congreso decidió recortar el periodo de los actuales contralores municipales y departamentales.

En el texto conciliado de la reforma a la Contraloría, se incluyó una reducción de cuatro a dos años a todos los contralores regionales, por una sola vez; el recorte no aplica para los actuales, solo para quienes sean elegidos en enero; su periodo será únicamente de dos años. Esta modificación evita la coincidencia de periodos entre el contralor y los gobernadores y alcaldes.

El texto definitivo quedó hoy listo para su promulgación. Además, se extiende de dos a cuatro años el periodo del auditor general de la República. Seguramente esto desmotivará a quienes estaban pensando en aspirar a alguna Contraloría regional y también generará desgaste en los concejos y las asambleas, que muchas veces tardan hasta un mes tratando de elegir contralor.