En medio de la huelga de pilotos de Avianca, los tiquetes de otras aerolíneas llegaron al cielo. Este fin de semana, puente festivo que coincide con el receso de los colegios, un pasaje a Barranquilla llegó a costar 6 punto 4 millones de pesos, cuatro veces más que un viaje a Buenos Aires.

Noticias UNO