Con la muerte de Tirofijo termina su sangrienta leyenda. Pedro Antonio Marín pasó de ser un inspector de vías, al enemigo público número uno de Colombia. Marulanda habría muerto de muerte natural, como otros temidos guerrilleros. Entre ellos Jacobo Arenas y el Cura Pérez.

Manuel Marulanda Vélez,  Tirofijo, un inspector de obras, liberal,  que hizo parte de las llamadas autodefensas campesinas de Marquetalia, se volvió guerrillero cuando con 41 hombres sobrevivió en 1964 el ataque  ordenado por el presidente Guillermo león Valencia.

Publicidad

La guerrilla campesina se convirtió en comunista bajo la influencia de Jacobo Arenas. Luego de varios años de confrontación armada, Marulanda como máximo jefe de las FARC, decide firmar  el  acuerdo de la Uribe, con el presidente  Belisario Betancourt, el 27 de marzo de 1986.

Tirofijo, reaparece en 1998 cuando se inicia el proceso de paz  entre el presidente Andrés Pastrana y las FARC, en  Sanvicente del Caguan. Los diálogos se instalan formalmente el 7 de enero de 1999, pero Tirofijo no asiste aduciendo que había un plan  para matarlo. Los diálogos se inician   en medio de la confrontación. En el 2001, Manuel Marulanda anuncia liberación unilateral de un grupo de  solados y policías. Cuando se rompen los diálogos en  febrero de 2002, no se volvió a saber de Tirofijo.

En el 2008 se rumoró que el guerrillero mas viejo, tenia cáncer de próstata. Contra él pesa  150 ordenes de captura, por terrorismo, homicidio, rebelión y secuestro. Al igual que Jacobo Arenas y el cura Pérez, el legendario Tirofijo murió de muerte natural.