Según la senadora Piedad Córdoba, su vinculación a un nuevo proceso, esta vez por FARC- política, es una cortina de humo para tapar el escándalo de la parapolítica.

La congresista liberal explicó que sus relaciones con alias “Raúl Reyes” fueron únicamente para buscar la liberación de los secuestrados como efectivamente ocurrió a comienzos de año, pero que el ministro de Defensa Juan Manuel Santos ha montado una persecución en contra suya y que nunca recibió ni pidió dineros ni votos de parte de la agrupación guerrillera.

La senadora se defendió de las acusaciones de manipular las pruebas de supervivencia de los secustrados, como se encontró en el computador del cabecilla guerrillero, ella bajo el seudónimo de "Teodora de Bolívar" intercambiaba correos electrónicos con el extinto número dos de las FARC.

Piedad Córdoba nego rotundamente las informaciones usadas que estaban en el computador de Reyes, aseguró que el trabajo más duro fue conseguir precisamente las prubas de vida de los diferentes secuestrados; además advirtió que no será a ella a quien intimiden para desviar la crisis política del país. 

Publicidad