La Justicia Especial para la Paz (JEP) ordenó que dentro del proceso para juzgar más de ocho mil secuestros que cometió la guerrilla, todos los excomandantes tienen plazo hasta el próximo lunes para ponerse de acuerdo en esa versión colectiva.

Tendrán que decir la verdad sobre los hechos para evitar problemas legales, ya que lo dicho será contrastado con las víctimas y los documentos que estaban en la justicia ordinaria, y si no coinciden, se exponen a perder los beneficios del acuerdo de paz.

Previamente, los magistrados de la JEP escucharon a 26 de los excomandantes guerrilleros de manera individual y ahora decidieron solicitar la versión colectiva y unificada para tener mayor certeza sobre el compromiso de los excombatientes.

Es la primera vez que todos los exjefes de las extinguidas Farc se reúnen con la JEP, organismo que finalmente decidirá la suerte de todos los excombatientes.