En la lista de elegibles para la sala de investigación de la Corte Suprema está la esposa de un alto diplomático.

En manos del Consejo Superior de la Judicatura ha estado la delicada tarea de preseleccionar a los candidatos que integrarán dos nuevas salas en la Corte Suprema. 

La Corte Suprema conformará esas  secciones con 9 magistrados cuyos nombres saldrán de la elección final que haga, en las próximas semanas, la actual Sala Penal de la Corte. Esta escogerá a los togados de esta lista enviada por el Consejo de la Judicatura.

Pero ahí se encuentra una persona de condiciones particulares. Nos reservamos su identidad por razones de seguridad. Resulta que esta abogada, reconocida en los círculos de la Justicia, es al mismo tiempo, que una buena profesional, la esposa de un alto diplomático que tiene, a su vez, funciones judiciales ante el Estado colombiano, en representación de los intereses de su país. 

Casos como el de la solicitud de extradición de Jesús Santrich, en que Estados Unidos le pide a Colombia entregar a este exguerrillero de cuya presencia en el país podría depender la continuidad del Acuerdo de Paz, constituye un ejemplo de cómo lo que conviene a un Estado puede estar en contravía de lo que le interesa al otro. 

De este caso se puede concluir que trabajar en la Corte Suprema en procesos de investigación penal y ser, simultáneamente cónyuge de un diplomático destacado ante la misma nación, es incompatible, al menos desde el punto de vista ético.

Gracias por elegir la independencia.

Recuerde que puede ver Noticias UNO los sábados, domingos y festivos a las 8:00 p.m. por el Canal 1programa ganador de nueve premios India Catalina.

El noticiero es dirigido por Cecilia Orozco y presentado por Mábel LaraGermán Arango y Cristina Hurtado.

Lea aquí más informes de Noticias UNO