Los primeros días del 2018 le han dado duro al gobernador de Córdoba, Edwin Besaile, hermano del capturado senador por el cartel de la toga, Musa Besaile.

No solo la Fiscalía le imputará delitos por el saqueo de los dineros destinados a los enfermos de hemofilia y por recibir, presuntamente, coimas de otros contratos públicos, sino que ahora Edwin Besaile enfrenta la posibilidad de recibir una fuerte sanción disciplinaria de la Procuraduría. 

Noticias Uno supo que el procurador general, Fernando Carrillo, ordenó crear un grupo especial para revisar todos los contratos de la gobernación de Córdoba desde el mandato del procesado Alejandro Lyons. Y también supimos que ya hay hallazgos tan importantes que Edwin Besaile enfrenta, incluso, la posibilidad de una suspensión inmediata de su cargo para que no pueda interferir el proceso en su contra.