Unas monjas de la congregación Comunicadoras Eucarísticas del Padre Celestial se entusiasmaron tanto con la presencia de Francisco en el país que se presentaron al concurso Cántale al Papa que organizó la Conferencia Episcopal para seleccionar el himno oficial de la visita pastoral
  
La hermana María Valentina de los Ángeles fue la más entusiasta de todas.
 
Valentina y sus  hermanas de congregración llamaron tanto la atención que el grupo Músicos Católicos Unidos se alió con ellas para hacer un video que entrara al concurso.
 
El día de la presentación en vivo para elegir al ganador, Valentina brilló por su ausencia.
 
Después de 10 presentaciones, el jurado los seleccionó como los ganadores.
 
Y Valentina seguía sin aparecer. Había rumores de que estaba enferma pero Noticias Uno supo que su comunidad consideró prudente que ella volviera a su clausura y dejara el rapeo de lado, aun cuando fuera en honor del Papa.
 
Hablando en carta blanca, la monja rapera fue censurada. ¿Qué diría el papa si se entera de que la callaron?
 

Noticias UNO