Los ya senadores, Iván Márquez y Sandra Ramírez empezaron su vida legislativa con faltas contra el código electoral.

Aunque las violaciones a las normas electorales son, casi siempre, producto del engaño, las artimañas y la malicia, en la jornada también hubo algunas inocentes.

Hasta ahí, las declaraciones del número uno en la lista de las antiguas Farc, Iván Márquez, iban bien, todo dentro de lo normal. Pero lo que añadió después fue tan abiertamente contrario a la ley que, de seguro, fue una manifestación de novatada electoral.

«Les hago el llamado para que den su voto por un futuro, que está representado en la rosa roja”, dijo el ahora senador.

Algo similar le sucedió a quien será su compañera en el Senado, Sandra Ramírez, viuda de Tirofijo,  quien fue a votar con el símbolo de la nueva Fuerza Alternativa puesto como prendedor en su vestido de manera visible y sin disimulo.

Periodista: “¿usted no sabe  que el día de las votaciones no puede hacer propaganda política?” 

Sandra Ramírez: “Yo me traje mi rosita, es que la rosa significa amor. La rosa es también el símbolo nuestro, tú das una rosa y por una rosa das un abrazo”

Por ser la primera vez que Márquez y Sandra Ramírez votan se les perdona pero quedan advertidos para la primera vuelta presidencial que se realizará en mayo.