Un hombre identificado como Marco Antonio fue asesinado por un hombre armado que llegó hasta una iglesia en Caborca, estado de Sonora (México). El sospechoso esperó a que el hombre saliera del templo y, al verlo, accionó su arma y lo hirió de gravedad.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Sonora precisó este domingo que el hombre falleció cuando estaba siendo trasladado en la ambulancia hacia un centro médico, donde iba a recibir atención.

Dicha entidad también dijo que una mujer -la hermana de la novia- resultó herida tras el tiroteo, aunque horas después la reportaron como fuera de peligro.

El gobernador del Estado, Alfonso Durazo, confirmó que el crimen se trató de un ataque directo, aunque dijo que el crimen “no debe generar pánico” en la población.

También puedes leer: Quemó a su hijo con una bebida hirviendo y su esposa se vengó en defensa propia matándolo a puñaladas

“No hay mayor motivo para un ánimo de psicosis, hay que tener los cuidados normales que se tienen en cualquier otra ciudad, las primeras líneas de investigación apuntan a que fue un ataque dirigido específicamente contra la persona“, dijo Durazo durante una atención de prensa a los medios locales.

La Fiscalía amplió los detalles de la víctima mortal señalando que el hombre y su pareja residían en el estado de Jalisco. Marco Antonio era un ingeniero en sistemas que había llegado a Caborca ese mismo domingo, acompañado de su familia, para cumplir con el casamiento.

Por otro lado, se conoció que la novia es una abogada de profesión cuya familia era muy popular en la localidad. Por fortuna, la mujer salió ilesa del hecho.

Una serie de entrevistas preliminares dedujeron que en el crimen solo participó un sujeto, pero investigaran a fondo si una banda criminal está asociada con el homicidio.