Las labores investigativas de la Fiscalía General de la Nación y la Policía Nacional permitieron establecer como hipótesis el transporte ilegal de material explosivos, y que sería la causa de la explosión de un vehículo de servicio público intermunicipal en el corregimiento Párraga, en Rosas (Cauca).

La no existencia de cráter en el área de la explosión, así como la ausencia de metralla, detonadores, plataforma de lanzamiento y otros elementos, reafirmarían la hipótesis de transporte irregular de material explosivo.

Asimismo, se evidenció que el vehículo tipo van de placas SAV737, adscrito a la empresa Cooperativa Especializada Supertaxis del Sur, y en el que supuestamente iban ocultos los explosivos en la parte delantera, no se ha visto involucrado en otros eventos viales, tampoco presenta comparendos y tiene SOAT vigente.

El vehículo habría salido a las 5:20 a.m. de Ipiales hacia Pasto (Nariño). Posteriormente, tomó camino hacia Cali (Valle del Cauca) con ocho pasajeros y su conductor.

A las 7:40 p.m. del lunes 17 de febrero, mientras se recorría la Vía Panamericana a la altura del corregimiento Párraga, dicho automotor explotó y dejó un saldo de siete personas muertas y 13 más heridas.

Entre tanto, un fiscal especializado de Cauca asumió la investigación del caso y coordina las labores de Policía Judicial para tener claridad sobre el tipo, origen y destino del explosivo que era transportado en el vehículo de servicio público.

Publicidad

Identificación de cuatro de las siete víctimas:

• Juan Fernando Villota Chitan, conductor de la van.
• José Fernando Potosí Castillo, pasajero.
• Eval Roma Mora Insuasty, pasajero.
• Alicia Del Socorro Chicaisa Rodríguez, pasajera.

La Fiscalía coordina el traslado de los cuerpos de todas las víctimas a la sede del Instituto de Medicina Legal en Cali para el respectivo proceso de identificación y entrega.