Luego de que lo hicieran los mayores operadores de Transmilenio, una tercera empresa, Tranzit, le pidió al gobierno aprobar su declaratoria de insolvencia.

Las rutas de esta empresa atienden a 415 mil usuarios en zonas con bajo cubrimiento de transporte público y con menores ingresos que los demás.