Canacol Energy reportó el descubrimiento de nuevos pozos de petróleo y gas en el subsuelo colombiano. La empresa denominó estos puntos como: Dividi 1, Saxofón 1 y Chimela 1.

Tras el anuncio de estos nuevos hallazgos, el Ministerio de Minas y Energía ratificó que, “Colombia contaría con recursos suficientes para que el país avance hacia la Transición Energética Justa, garantizando su soberanía energética”.

Irene Vélez expuso que Colombia tendría un potencial de gas hasta 2037, con reservas certificadas y recursos contingentes.

“Los proyectos del Caribe: Uchuva, Kronos, Gorgon 2 y Sinú 9 son descubrimientos de gas que, en caso de ser desarrollados de la forma esperada, podrían garantizar la soberanía de Colombia y no pueden ser ignorados”.

La ministra, afirmó que la transición energética, promesa de campaña es una apuesta política del gobierno para, “pasar de una economía extractivista a una productiva, basada en energías limpias, en la sostenibilidad ambiental y la biodiversidad para enfrentar la crisis climática”.

En medio de la polémica que se ha suscitado por las declaraciones de la ministra sobre la exploración en contraste con el balance de contratos de hidrocarburos y recursos disponibles, Vélez explico que no es un informe de reservas, sino “un documento que expone cifras potenciales“.

Es decir, es un estudio sobre el estado actual de los contratos vigentes y el posible potencial gasífero de los distintos descubrimientos que han hecho los operadores.

Finalmente, la ministra fue enfática en indicar para definir la hoja de ruta de la Transición Energética Justa, se encuentra desarrollando múltiples diálogos nacionales, para reconocer las propuestas de todos los actores del sector en materia de sustentabilidad y la seguridad y soberanía energética de la nación.