Tras la salida de Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán, el resto de países firmantes se concentra ahora en intentar salvar el pacto, al tiempo que Irán anunció que aumentará su presupuesto para el programa de misiles.

Francia, Alemania y Reino Unido mostraron su intención de salvar el acuerdo nuclear con Irán alcanzado en 2015 para contener el duro golpe que supuso la retirada anunciada este martes por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El mandatario francés, Emmanuel Macron, encabezó la iniciativa de reconstrucción del pacto y fue el primero en hablar con su homólogo de Irán, Hasan Rohaní, con quien acordó trabajar para preservar la estabilidad en una de las regiones más tensas del planeta.

Los países europeos intercederán ante Estados Unidos para que minimice las sanciones que impondrá después de su retiro, debido al impacto económico que vendrá con esta decisión.
Las primeras consecuencias ya se vieron hace unas horas cuando el precio del barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, escaló 1,6 % hasta 77,22 dólares, debido a una posible reducción de la producción de crudo iraní.

Mientras tanto, los integrantes del parlamento iraní no solo quemaron una bandera de Estados Unidos y una copia del acuerdo nuclear sino que se preparan para aumentar el presupuesto destinado al polémico programa de misiles balísticos.

Publicidad