Tres décadas tardó el Ministerio de Minas en conseguir que la justicia se percatara de las maniobras jurídicas que le permitieron a una empresa de Cartagena hacerse dueña de un predio destinado al pago de una
indemnización a campesinos desplazados, pero, según ésta, le están debiendo.

Es un predio en la zona de Mamonal… El usurpador por fin lo entregó, pero dice que invirtió en él 50 mil millones de pesos y que es el gobierno el que se los debe pagar.