Conocer Latinoamérica se ha convertido en un plan que pocos quieren hacer sin antes conocer Estados Unidos y Europa, sin embargo, conocer el continente se ha convertido en una buena opción por la pluriculturalidad, la economía y la gastronomía.

Hablar de México, Uruguay y Perú es algo lejano para los colombianos, salvo algunas referencias por conocidos o por películas y telenovelas, pero más allá son destinos muy logrables dentro del presupuesto de 1.000 dólares bien gastados, al menos esto aseguraron sus voceros en el pasado Anato realizado en Corferias.

Uruguay

Comencemos por Uruguay un país “pequeño” que se puede conocer en al menos 10 días, según Paola Bianchi, vocera del Ministerio de Turismo de Uruguay. Según conocedores, la mejor forma de llegar al país es un vuelo directo a Argentina y luego tomar un barco que atraviese el río de la Plata que le costará aproximadamente 30.000 pesos, por lo que usted puede conocer dos países en un solo viaje y sin pagar precios exorbitantes.

Los atractivos de Uruguay son sin duda el fútbol, el vino y sin duda su reconocida carne. Por lo que puede pasar por el museo del Fútbol, comer un buen asado y deleitarse con los vinos de un país que está entre los 10 mejores destinos en el mundo para hacer enoturismo, es decir turismo de vinos.

Pero primero pase por Argentina

Y como hablamos de Argentina no podría faltar un destino en este país, conocimos a Bariloche, la capital chocolatera del país gaucho y una buena opción si quiere conocer la nieve y los deportes de invierno pues posee el centro de ski más grande de Sudamérica.

Publicidad

Perú

En segundo lugar está Perú, pero no lo común, que no deja de ser increíble obvio hablando de Machupichu, pero en este artículo queremos resaltar otros lugares, por ejemplo el sur del país adornado de sus desiertos.

Uno de los planes más destacados en esta región y con este paisaje es llamado “Circuito Sur Chico” del Perú, conformado por Paracas, Ica y Nasca.

El circuito se inicia en la ciudad de Paracas donde el desierto y el mar se unen presentando un paisaje increíble a la vista, además no tendrá que eximirse de las playas, pues en esta región abundan.

Por ejemplo, la Bahía de Paracas, que forma parte de la zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional del mismo nombre, es un lugar ideal para la práctica de diversos deportes acuáticos, como el wind y kite surfing. El fuerte viento se convierte en el mejor aliado para los entusiastas de estas disciplinas.

Por su parte, en la misma ruta, Ica esconde el oasis de la Huacachina, hoy convertido en un gran atractivo por su laguna que está rodeada de impresionantes dunas de arena fina que pueden alcanzar los 200 metros de altura y por último el plan infaltable en esta región del país es visitar las Líneas de Nasca.

México

Y por último y no menos importante, un plan en Yucatán, México, uno de los estados más representativos de la cultura maya. El destino ha sido reconocido como uno de los epicentros de la riqueza cultural, gastronómica e histórica de México.

Lo anterior se ve reflejado en atractivos como sus pueblos mágicos, los cuales sumergen a los visitantes en una época prehispánica y colonial. Adicionalmente, esta región cuenta con alrededor de 4.000 Cenotes, con una de las siete maravillas del mundo: el Templo de Kukulcán y con uxmal, uno de los parques arqueológicos más impresionantes y representativos de la cultura maya, patrimonio de la Unesco.

De acuerdo al subsecretario de Promoción e Inteligencia de Mercados de la Secretaría de Fomento Turístico de Yucatán, Miguel Hernández, Mérida debe ser uno de los lugares a visitar por ser “una de las ciudades más emblemáticas de México”. La capital del estado de Yucatán es conocida como la ciudad blanca. Fue fundada en 1542 sobre las ruinas de la ciudad maya de T´ho y ofrece atractivos como el paseo de Montejo, el centro histórico, la catedral, ruinas mayas, etc.