El decreto que reglamenta la dosis mínima en el porte de droga no ha sido dictado y ya genera polémica.

El presidente ha dicho que en los próximos días expedirá un decreto por el cual facultaría a la Policía para decomisar cualquier cantidad de droga que porte toda persona. La Corte Constitucional, que autorizó la dosis mínima, no intervendrá para nada en la discusión porque ese alto tribunal solo estudia la constitucionalidad de las leyes, no de los decretos. Esa función le corresponde al Consejo de Estado. En consecuencia, cuando el decreto se dicte, ya se anticipa que será demandando al contencioso.

Se trataría inicialmente de una demanda de nulidad simple presentada ante la Sección Primera del alto tribunal, dado que el objetivo de la misma sería determinar si el decreto es o no inconstitucional. La demanda argumentará afectación del libre desarrollo de la personalidad, que defiende la Corte Constitucional.

Incluso se podría solicitar una medida cautelar para suspender la ejecución del decreto hasta tanto el Consejo de Estado emita una sentencia de fondo.