El Ministerio de Comercio revivió hoy la máxima distinción que el Gobierno entrega a las pequeñas y medianas empresas que han logrado aprovechar los mercados internacionales; se destaca que lo hayan hecho a través de estrategias basadas en el cumplimiento de estándares de calidad.

El Ministerio de Comercio retoma así el proceso de incentivos con este galardón que nació en 1975 y se entregó por última vez en 2015. Este reconocimiento exalta los esfuerzos para lograr la excelencia organizacional y el acceso a mercados internacionales, mediante el cumplimiento de normas técnicas. También incentiva el aprovechamiento que hacen los empresarios de los acuerdos comerciales vigentes y el esfuerzo que realizan por articularse con cadenas regionales de valor.

Las empresas que obtengan este reconocimiento logran una calificación triple A, que les permite mayor acceso al sector financiero para la financiación de sus proyectos.